INTA Rafaela

MARGEN BRUTO AGRICOLA

Ings. Sergio Borga y Raúl Zehnder

En la administración de una empresa agropecuaria se hace necesario analizar la Información técnica y económica disponible para efectuar adecuadamente la toma de decisiones productivas.

Una herramienta de gran utilidad la constituyen los márgenes brutos de las diferentes actividades, y dentro de los mismos, lo que se utilizan con mayor frecuencia son los márgenes brutos agrícolas

El margen bruto es la diferencia que existe entre los ingresos generados por una actividad (Ingreso Bruto) y los gastos en que se incurren para producir dicho ingreso (Gastos Directos).

El resultado económico de una empresa es la sumatoria de los márgenes brutos de cada actividad menos los gastos y amortizaciones indirectos o fijos de la empresa.

Considerando que los gastos y amortizaciones fijas no varían en el corto plazo, para mejorar el resultado de la empresa en necesario lograr el mayor margen bruto posible. Por ello, es importante determinar si los recursos de la empresa son asignados en forma adecuada entre actividades que compiten por los mismos recursos (tierra, maquinarias, etc.). Por ello debe señalarse que el margen bruto es una herramienta válida para el planeamiento de corto plazo (campaña agrícola).

Su uso en decisiones agrícolas es debido a la facilidad con que se pueden estimar o calcular los ingresos y egresos generados y a la posibilidad concreta de cambiar de cultivos de una campaña a otra. En empresas ganaderas su uso es limitado debido a que son procesos productivos más prolongados y de mayor complejidad.

El objetivo de este informe es clarificar algunos criterios para estimar el margen bruto en actividades agrícolas.

INGRESO BRUTO.

El Ingreso Bruto se calcula multiplicando el rendimiento promedio (quintales/ha) por el precio de venta del producto ($/quintal).

INGRESO BRUTO = RENDIMIENTO (q/ha) x PRECIO VENTA ($/q)

GASTOS DIRECTOS

Los Gastos Directos (operativos o variables) son originados por el uso de insumos y servicios (factores de producción que se agotan normalmente con su uso dentro del ejercicio: ej. gasoil, semilla, fertilizante, etc.).

Los Gastos Directos de una actividad agrícola son los siguientes:

- laboreo con maquinaria propia

- laboreo con maquinaria contratada

- Semillas

- Agroquímicos (herbicidas, insecticidas, fertilizantes)

- Cosecha

- Comercialización

 

I- Cálculo del gasto realizado con maquinarias propias.

Un equipo de maquinarias origina un "costo" constituido por gastos de funcionamiento, amortizaciones e interés del capital.

1 -Gastos de funcionamiento: son los más importantes e incluyen los gastos en combustible, reparaciones y mantenimiento y mano de obra (si corresponde).

- consumo de combustible: Depende de la potencia del tractor. Cuando no se conoce el consumo horario, se puede estimar utilizando un coeficiente de 0.16 litros/HP/hora. Ej: tractor de 75 HP trabajando a régimen consumirá aproximadamente 12 l/hora de gasoil (75 HP x 0,16 l/HP/hora).

- mantenimiento y reparaciones: se calcula multiplicando el valor a nuevo de cada maquinaria por un coeficiente. Por ejemplo, para tractores se utiliza 0,0000746 y para arados de reja 0,00040.

Ej: Tractor: V. nuevo 30.000 $ x 0,0000746 = 2,23 $/hora

Arado : V. nuevo 5.000 $ x 0,0004000 = 2,00 $/hora

- gastos de mano de obra: Se considera como gasto directo cuando el personal es contratado para tal fin. En el caso de ser mano de obra familiar o de un empleado asalariado fijo, los gastos forman parte de la estructura de la empresa y no se consideran para el cálculo del margen bruto.

2 - Amortizaciones : representan una compensación por la pérdida de valor del bien. Esta pérdida ocurre por desgaste del mismo o debido a su obsolescencia. Por este motivo, a la amortización se la puede considerar de dos maneras:

* costo fijo o indirecto: cuando la pérdida de valor de la maquinaria se produce por obsolescencia (paso del tiempo).

* costo de funcionamiento del equipo: cuando la pérdida de valor del mismo está asociado a su uso.

Para comprender lo explicado anteriormente se incluye un ejemplo:

Consideramos un tractor de 100 HP, cuyo valor a nuevo es de $ 30.000, su valor residual pasivo (V.R.P) es del 30 % y su vida útil son 15 años o 12.000 horas de trabajo.

Amortización como costo fijo o indirecto

Si ese tractor trabajó 500 horas por año, al cabo de 15 años tiene 7.500 h. En este caso la amortización es un costo fijo porque el tractor pierde valor por obsolescencia (paso del tiempo) y no por su uso anual. El monto anual de amortización se calcula de la siguiente forma:

Valor a nuevo - V.R.P.
-------------------------------- =
Vida útil en años
$ 30.000 - $ 9.000
------------------------------ =
15 años
1.400 $/año

Amortización como parte del costo de funcionamiento del equipo...

Si ese tractor trabajó 1500 horas por año, al cabo de 15 años tiene 22.500 h., es decir, su vida útil no depende del paso del tiempo (obsolescencia) sino del uso anual ya que cuanto mayor sea este, menor será su duración en años. La amortización se calcula por hora de trabajo ($/hora) y de la siguiente forma:

Valor a nuevo - V.R.P.
---------------------------------- =
Vida útil en horas
$ 30.000 - $ 9.000
----------------------------- =
12 000 horas
1,75 $/hora

Punto de igualación: surge de dividir la duración de la maquinaria analizada expresada en horas o hectáreas por la vida útil expresada en años.

Duración (horas, ha)

Punto de igualación = -------------------------------------

Vida útil (años)

Siguiendo con el ejemplo anterior, el punto de indiferencia del tractor sería de aproximadamente 800 horas/año (12.000 h/15 años).

Teniendo en cuenta los valores utilizados para estimar el punto de indiferencia, podemos decir que para un uso anual del tractor inferior a 800 h/año, la amortización se debe considerar como un costo fijo y si el uso anual supera las 800 h/año, se debe considerar como parte del costo de funcionamiento del equipo.

 

3 - Costo de oportunidad o interés del capital: está asociado al valor de la maquinaria en un momento dado y como este valor no se modifica en función de las labores que se realicen en el corto plazo, se lo considera costo de estructura o fijo, es decir, no forma parte del costo de funcionamiento del equipo.

 

Forma simplificada para estimar el costo de labores

realizadas con maquinarias propias.

Una forma simplificada que se ha generalizado para el cálculo del costo de las labores es el de la Unidad Técnica Arada, más conocida por su sigla UTA. Esto representa el costo de arada de una hectárea, que es utilizado como base de cálculo para estimar el costo de otras labores, las que se expresan en términos relativos a la arada (por ejemplo, el coeficiente utilizado para la siembra convencional es 50 % del valor de la UTA).

Para utilizar este método, primero se debe estimar el costo de la arada (UTA) y luego este valor se multiplica por el coeficiente que corresponde a cada labor. En el Cuadro 1 del Anexo, se detallan los coeficientes de las maquinarias más representativas.

Los costos que normalmente se tienen en cuenta para estimar el valor de la UTA son:

- combustible - mantenimiento y reparaciones

- amortizaciones - intereses

- personal o mano de obra - costo de administración

El "costo de administración" equivale a la utilidad de un contratista, lo que determina en la práctica que el valor de la UTA se aproxime a las tarifas que cobran los contratistas.

Esta alternativa para simplificar la estimación del costo de labores con maquinarias propias no es del todo correcto ya que la UTA incluye ciertos costos como ser el porcentaje de "utilidad" e intereses, lo que implica una sobrevaluación de los costos reales.

Por este motivo se considera adecuado definir una "nueva" UTA, apropiada a cada caso en particular, que nos permita simplificar los cálculos obteniendo resultados lo más aproximado posible a la realidad. Para ello se debe considerar:

- consumo gasoil/hora: HP Tractor x 0,16 l/hora x $/litro

- mantenimiento y reparación : V. nuevo tractor x 0,0000746

V. nuevo arado x 0,0004000

- amortizaciones : se consideran como parte del costo de funcionamiento de la maquinaria si el uso anual del tractor supera el punto de indiferencia. De lo contrario, las amortizaciones formarán parte de los costos fijos de la empresa y no serán considerados en la determinación del valor de la UTA.

- mano de obra: se debe considerar el costo horario de la mano de obra en los casos que el pago al tractorista sea por hora de trabajo. Si la mano de obra es familiar o de un empleado que recibe sueldo fijo, este gasto será considerado fijo o de estructura de la empresa y no formará parte en la composición de la UTA.

Una vez agregados los costos horarios del tractor y de las maquinarias de arrastre, se lo multiplica por el Tiempo Operativo para obtener el costo por hectárea. En el Anexo, se desarrolla un ejemplo del cálculo de la UTA, aplicable a cualquier situación en particular.

II - Labores realizadas por contratistas. Deben valuarse de acuerdo a lo efectivamente pagado por ellas. En caso del pago con productos, deben valorizarse éstos a su valor neto de mercado.

III - Semillas. Se considera el valor del total de la semilla sembrada, incluyendo curasemillas, inoculantes, etc. Si se trata de semilla que proviene de un producto retenido de la cosecha anterior, se valúa a precio neto del producto en el mes en que se haya efectuada la siembra. Los gastos de clasificación, curado y acondicionamiento para su uso, se agregan al valor de la semilla como costo adicional.

IV - Herbicidas Se incluyen todos los herbicidas aplicados al cultivo para el control de malezas anuales, pre y postsiembra, valuados a precio de compra. En caso de utilizar herbicidas en stock, deben ser valuados a precio de mercado.

Los herbicidas para el control de malezas perennes también se incluirán entre los gastos del cultivo salvo cuando se trate de un tratamiento cuyo objetivo es la erradicación de cierta especie de maleza en el establecimiento. En este último caso se puede prorratear el gasto, imputando un porcentaje del costo del tratamiento al cultivo y el resto a gastos de estructura como un subrubro de conservación de mejoras.

V - Insecticidas y fertilizantes El criterio es semejante al indicado para herbicidas. En caso de fertilizantes no se considera residualidad de un ejercicio a otro, por lo que el valor del fertilizante se aplica en su totalidad a la actividad inicial. En el caso de tratamiento correctivos, por ejemplo encalados, los costos deben imputarse a un subrubro de estructura.

VI - Cosecha. Si en la cosecha se utiliza maquinaria propia, el cálculo del gasto que esto implica se realiza de igual modo que el detallado para labores con maquinarias propias. Si se cosecha con contratista, se considera el valor real pagado, ya sea en efectivo o con producto cosechado.

VII - Gastos de Comercialización Incluye todos los gastos que se producen en general a partir del momento en que sale la producción del campo. Los principales rubros son: comisiones, impuestos, fletes cortos y largos, etc.

VIII - Intereses: Los intereses reflejan el costo de oportunidad del dinero inmovilizado en la actividad analizada. Para su calculo se utiliza la siguiente fórmula:

Interés = Dinero inmovilizado x tasa anual x tiempo inmovilización

12 meses

Dinero inmovilizado. En actividades agrícolas por lo general se considera solamente el costo de implantación y protección del cultivo, dado que los gastos de cosecha y comercialización se realizan en forma simultánea con la venta del producto obtenido.

Tasa anual de interés. Si los costos de implantación y protección se solventan con recursos propios, la tasa de interés a considerar debería ser la posible renta financiera que generaría ese dinero. Si se los costos se financian en su totalidad, se debe utilizar la tasa de interés del crédito y si se financian parte de los gastos se puede utilizar un promedio ponderado de las tasas de interés correspondientes.

Tiempo de inmovilización: (meses) se considera el tiempo transcurrido entre implantación y cosecha.

HERRAMIENTAS PARA FACILITAR EL CALCULO DE MARGEN BRUTO AGRICOLA

Para simplificar el cálculo del margen bruto agrícola, se dispone de un programa diseñado para tal fin siguiendo la metodología propuesta en este informe. Además, permite realizar un análisis de sensibilidad simulando variaciones en los rendimientos y precios de venta esperados y calcula el rendimiento de indiferencia para distintos precios de venta de la producción.

 

 

A N E X O

 

CUADRO 1. Tabla de equivalentes arada.

 

Arado de rejas 1º.................................... 1.00

Arado de rejas 2º.................................... 0.90

Rastra tiro excéntrico.............................. 0.80

Arado Rastra o múltiple.......................... 0.70

Cincel 1º pasada.................................... 0.90

Cincel 2º pasada.............................. ..... 0.80

Vibrocultivador....................................... 0.40

Rastra doble acción.......................... .... 0.50

Rabasto nivelador (solo)........................ 0.40

Rastra de dientes con rabasto............... 0.25

Rolo........................................................ 0.30

Sembradora............................................ 0.50

Escardillo............................................... 0.45

Rastra rotativa........................................ 0.35

Pulverizador de arrastre......................... 0.30

Desmalezadora...................................... 0.50

Fertilizadora en polvo............................ 0.30

Pala de arrastre (por hora de tractor)..... 0.80

Trenes de herramientas: 100 % UTA primera herramienta + 50 % del implemento agregado.

Fuente: Revista Agromercados

 

BIBLIOGRAFIA CONSULTADA

- Convenio AACREA - BANCO RIO (1990): Normas para medir los Resultados Económicos en las Empresas Agropecuarias. 80 Pág.

- CASTRO, M. (1992): MAQUINARIA AGRICOLA. Programación - Costos. Análisis. Convenio AACREA - BANCO RIO. 34 Pág.

- GALETTO, A. (1993): Curso de Economía y Administración Rural para Veterinarios. Fascículo 2. Revista Therios - Vol 21 - Nº 102.

- GALETTO, A. (1993): Curso de Economía y Administración Rural para Veterinarios. Fascículo 4. Revista Therios - Vol 21 - Nº 104.

Volver